El Municipio de Zárate nuevamente estuvo presente en barrio Juana María y La Ilusión. Esta presencia en el territorio ha sido dispuesta por el intendente municipal, Osvaldo Cáffaro, y se realizará en diferentes zonas estratégicas del partido de Zárate, para lograr detectar síntomas compatibles con el COVID-19, y en caso de ser necesario se procede a la realización del hisopado y el correspondiente aislamiento y seguimiento de la persona contagiada como lo marca el protocolo sanitario en el marco de la pandemia.

Las tareas son coordinadas por la Secretaría de Salud, Gabinete, Desarrollo Humano y Desarrollo Territorial e Infraestructura. Como se informó en las últimas horas, el trabajo territorial consiste en la visita puerta a puerta a vecinos, se hace una entrevista sobre síntomas, contactos estrechos y enfermedades preexistentes, se testea (en caso de ser necesario), se realiza el seguimiento de personas con coronavirus, se intenta identificar contactos estrechos y así reducir la cadena de contagios.

Desde el estado municipal se señaló que, además de recorrer cada domicilio en un radio de 6 a 8 cuadras para realizar un cuestionario sanitario a las y los vecinos, se reparten barbijos a las familias, algo imprescindible, que se debe seguir usando de manera correcta, (además de continuar con la higiene, lavado frecuente de manos y el distanciamiento entre personas). También en dichos operativos se evacúan dudas sobre los síntomas y las personas son atendidas por un profesional médico, en caso de ser necesario. De esta manera el municipio acerca un servicio más a la ciudadanía pensado para el resguardo y el cuidado de la salud de todos.

El operativo municipal continuará mañana viernes, recorriendo casa por casa, dialogando con los vecinos y relevando la situación epidemiológica barrial.

Nuevo abordaje sanitario para detectar y aislar posibles casos positivos de Covid-19