El domicilio perteneciente a la Cooperativa Esperanza Norte presentaba gran cantidad de residuos que impedía la libre circulación.

Durante toda la semana, la Subsecretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con la asistencia y colaboración de la Secretaría de Servicios Públicos, realizó la extracción de todos los residuos que se encontraban en la vereda del sitio ubicado en Rómulo Noya y Calle 4.

Se extrajeron del lugar cientos de bolsones acopiados que contenían todo tipo de material reciclable, entre los que se encontraba vidrio, papel, cartón, plástico, entre otros. Las tareas que comenzaron el pasado jueves 14 de julio y concluyeron ayer, fueron realizadas en doble turno, por personal técnico y camiones de la Secretaría de Servicios Públicos, con la colaboración de miembros de la cooperativa, para la tarea de carga, descarga y traslado de los elementos al lugar de almacenamiento definitivo que poseen los recuperadores urbanos.

El objetivo principal fue la limpieza del lugar para permitir el paso libre y público de la vereda y parte de la calle donde se encontraban los bolsones, que asimismo constituía un perjuicio para la salubridad del barrio.

“Hicimos un saneamiento ambiental en este lugar producto de muchísimas denuncias de los vecinos. Entendíamos la situación de las cooperativas y de las familias que viven a través del reciclado y su trabajo cooperativo, pero también teníamos que atender la necesidad de un barrio que venía solicitando que este no podía ser un lugar de acopio. Se llevó a cabo toda la limpieza de este lugar en siete días para que hoy la familia que habita esa vivienda vuelva a tener su casa, pueda volver a tener un estándar de vida diferente, y que los cooperativistas puedan seguir trabajando con su centro de acopio”, explicó Ana Allemann, subsecretaria de Ambiente y Desarrollo Sostenible del Municipio.

“Se retiraron más de 120 bolsones de 1 a de 10 m³. Había mucha cantidad, incluso había materiales en la parte alta de la casa, en el techo, en la parte interna de la casa y una gran cantidad en un cajón de madera que se venía acopiando, que era muy pesado y para el que tuvimos que utilizar una hidro grúa para sacar lo que era botellas de vidrio. Todo esto quedó limpio y ambientalmente saneado. Servicios Públicos trabajó muchísimo y muy bien para que esto sea posible. El Municipio trabajó fuertemente ante el pedido que estaban haciendo los vecinos de poder transitar libremente por esta vereda y esta calle. Priorizamos la vida y la buena convivencia del vecindario”, añadió la subsecretaria.

Mediante un acta compromiso, la Cooperativa Esperanza Norte deberá mantener limpia y en óptimas condiciones la vía pública, y sólo podrá acopiar el material reciclable en el predio que actualmente poseen, para su adecuado tratamiento.

El Municipio realizó el saneamiento de la esquina de Rómulo Noya y Calle 4