El Municipio continúa con los planes de trabajo que permiten realizar la disposición final de los residuos sólidos urbanos de manera segura bajo las normativas ambientales requeridas. De esta manera, la segunda celda del Centro Ambiental para la Gestión de los RSU (predio Concaro) ya se encuentra operativa para el vuelco de residuos.

Las celdas son recintos extensos rodeados por taludes, construidos sobre el terreno natural con aporte de suelos seleccionados y aditivos, los cuales son compactados para lograr una adecuada impermeabilización. Luego estas celdas se recubren con una membrana plástica resistente que les otorga la estanqueidad requerida en total cumplimiento de la resolución OPDS Nº 1143/02.

Zárate cuenta desde el año 2021 con un relleno sanitario propio, en beneficio de los vecinos, siendo uno de los pocos municipios de la provincia en tenerlo. A pesar de un largo proceso, que tuvo avances, retrocesos y diversas trabas judiciales, los esfuerzos del Ejecutivo Municipal, permitieron no sólo un enorme ahorro económico para las arcas municipales (luego de 43 años y de un gasto de $700 millones por trasladar los residuos al CEAMSE), sino también la disposición de residuos bajo un tratamiento ambiental apto que, por años había quedado trunco luego de la clausura del lugar.

Esta iniciativa se complementa con un programa de reciclaje urbano mediante la articulación con cooperativas de recicladores con el objetivo de cuidar el medio ambiente.

Así, el Municipio dio un gran paso hacia la disposición final adecuada de RSU, cumpliendo con lo exigido por la Ley provincial de Gestión de RSU (Nº 13.592), que establece en forma obligatoria el uso de esta tecnología para el tratamiento y disposición final.

El Centro Ambiental para la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos se amplía