El Director de Administración y Estadísticas de la Secretaría de Salud, Julián García, adelantó esta semana los trabajos que el Municipio está llevando a cabo para evitar la proliferación de las mariposas negras y del mosquito transmisor del dengue.

En primer lugar, García explicó que los vecinos “pueden avisarnos a través de la Oficina del Vecino el lugar donde vieron la aparición de mariposas negras para que podamos acudir con el equipo de Bromatología y Zoonosis y fumigar”.

Estas mariposas se posan sobre la vegetación y desprenden espículas (especie de pelos o cerdas finas) que pueden provocar casos de alergias y urticaria.

También conocida científicamente como Hylesia Nigricans, la mariposa negra es un insecto (de aspecto similar a una polilla, pero de mayor tamaño) característico de Argentina y Brasil.

La hembra posee en su cuerpo escamas huecas con histamina, sustancia química involucrada en las respuestas locales del sistema inmune, que puede producir dermatitis o problemas respiratorios.

La mariposa suele tener una vida que no supera los tres días y tiene hábitos nocturnos ya que suele amontonarse en los lugares donde hay mucha iluminación.

Para evitar los problemas que ocasiona la mariposa, la Secretaría de Salud recomienda no dejar prendas de vestir tendidas durante la noche ya que las mariposas negras pueden chocar con ellas y diseminar sus espículas tóxicas; colocar mosquiteros en ventanas, para que el insecto no ingrese atraído por la luz; no intentar pisar al espécimen con el pie descalzo o aplastarlo con la mano; y no barrer en seco superficies donde se haya depositado el insecto, para evitar levantar los “pelos”. En su lugar, es preferible lavar las zonas en cuestión.

Dengue

Con respecto a la aparición de los mosquitos transmisores del dengue, Julián García sostuvo que con pequeñas acciones “todos podemos hacer algo para evitar la propagación de los mosquitos”.

El Municipio comenzó en diciembre una campaña a través de sus redes sociales denominada “Semana de acción contra el dengue”.

Con el objetivo de evitar la reproducción del mosquito Aedes aegypti, la Secretaría de Salud está difundiendo una serie de recomendaciones para evitar la aparición del dengue.

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad.

La mejor forma de prevenir el dengue es eliminar todos los criaderos de mosquitos. Como no existen vacunas que prevengan el dengue ni medicamentos que lo curen la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Salud trabaja en tareas preventivas contra la mariposa negra y el dengue